RECOMENDACIONES PARA MANTENER EL PESO EN NAVIDAD

23 diciembre, 2015 | Categoría:Actualidad, Calidad de vida, Consejo farmacéutico, Dietética y nutrición, Salud 2.0, Vida saludable

Si estos días comes en casa, te queremos dar una serie de ideas para que puedas planear tus comidas

Menús para Navidad y cenas tan especiales sin perder de vista todo lo logrado hasta ahora.

cena nochebuena

Fín de año:

nochevieja

y para Reyes:

reyes

Además recuerda…

Asegura un aporte adecuado de fibra para normalizar el tránsito intestinal:

Toma fruta de postre y en las tomas intermedias de media mañana y media tarde. Opta por las ciruelas, las naranjas, mandarinas, piña, pera, etc.

Evita el alcohol en la medida de lo posible, ya que sólo aumentará calorías a lo que comes, de forma que se pueden almacenar en forma de grasa. Evita las bebidas azucaradas con gas.

Mantente activo, planifica una rutina de ejercicio físico diario: Una baja actividad física (junto con el aumento de la ingesta) de estas fechas es lo que hace que aumentemos de peso. Caminar una hora al día, como mínimo, ayuda a mejorar la digestión y a que las calorías no se acumulen en el organismo. No tiene que realizarse una hora seguida de actividad, sino que la caminata puede repartirse en dos tandas de media hora, un rato por la mañana y otro por la tarde.

Consejos para cuidar tu digestión durante las fiestas:

Bebe agua. En los meses de invierno hidratarse supone un desafío pero es vital para prevenir el estreñimiento y mantener la cabeza despejada.

Menos es más. Si quieres comer un trozo de turrón o probar el mazapán, hazlo, disfrútalos y después ¡aléjate de la mesa! Mantente ocupado para evitar sentir la tentación de volver a por más.

Relájate. El estrés contribuye a los dolores de tripa, así que trata de dormir ocho horas y no te excedas demasiado cuando salgas por la noche. Las infusiones digestivas te serán adecuadas para hacer bien la digestión, y para depurar tu organismo.

Incluye alimentos que ayudan a aliviar las molestias causadas por los excesos, como pesadez de estómago, sensación de hinchazón, flatulencia o dolor de cabeza. Como las hortalizas (como escarola, endibias, alcachofa, cardo, berenjena), las verduras (como apio, espárragos, borraja) y frutas (como manzana o pera).