DIETA Y SALUD: CROMO

11 abril, 2018 | Categoría:Actualidad, Calidad de vida, Consejo farmacéutico, Dietética y nutrición, Educación para la salud, Mujer, Parafarmacia, Salud 2.0, Vida saludable

Cuando hablamos de dieta y salud estamos en el ámbito del peso ideal y uno de los minerales presente en muchos de los complementos alimenticios es el Cromo.

Pero realmente que papel desempeña dicho mineral en el organismo?

El cromo es un oligoelemento esencial que potencia la acción de la insulina, influyendo, por lo tanto en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Entre las fuentes dietéticas ricas en cromo destacan la levadura de cerveza, la carne los cereales complejos y los frutos secos. (1)

Normalmente se utiliza el Cromo Picolinato (USNF 22) para su comercialización y la OMS considera que la ingesta mínima media poblacional que con mayor probabilidad satisface las necesidades normales de cromo es aproximadamente de 33 microgramos/día, y que un suplemento de este elemento no debe sobrepasar los 250 microgramos/día.(2)

Por un lado tenemos en el mercado cromo como monocomponente en concentraciones elevadas, para personas que necesitan controlar los niveles de azúcar en sangre o personas que se someten a un programa de pérdida de peso y quieren paliar la apetencia  por el dulce, situaciones que suelen ser temporales y no crónicas:

https://www.openfarma.com/tienda/es/botanica-pharma/187315-botanica-pharma-picolinato-de-cromo-322-mg-60-capsulas-8435045201907.html

y por otro aquellos que están asociados a otros componentes con acción drenante, quema grasas, detoxificantes y antioxidantes, que están en concentraciones más bajas pero que portan la cantidad diaria necesaria:

https://www.openfarma.com/tienda/es/4328-dieta-y-salud

El cromo es por tanto una ayuda para aumentar la sensibilidad de la insulina producida: una dieta personalizada y ejercicio serán definitivas para mantener el peso ideal a más largo plazo.

Federico Mantilla
Farmacéutico & CEO
1. Martindale: Cromo. 1582
2. WHO. Chromium. In: Trace elements in human nutrition and health. Geneva: WHO. 1996:155-60