¿CUIDAS LA PIEL DE TU CUERPO CORRECTAMENTE?

3 enero, 2017 | Categoría:Consejo farmacéutico, Dermatología, Motivo de consulta médica, Mujer, Parafarmacia, Salud 2.0

La hidratación corporal es uno de los principales factores que ayudan a proteger la piel del envejecimiento prematuro. Algunos factores cotidianos como los cambios climáticos, el sol, la contaminación, el maquillaje, algunos medicamentos y la alimentación pueden influir en esta situación.

Es importante entender que una buena higiene e hidratación corporal le brinda a la piel elasticidad, suavidad y firmeza.

¿PIEL DESHIDRATADA?

Existen distintos grados de deshidratación

En ocasiones percibimos la piel tirante o áspera, esto puede deberse a agentes externos como el frío, viento, sol, calefacción.. o hábitos higiénicos excesivos. Sobre todo suele ocurrir en piernas y brazos.

En estos casos se recomienda limpiar la piel del cuerpo sin sustancias que puedan ser agresivas para ésta (jabones, alérgenos…) y utilizar productos que ayuden a restaurar la barrera natural y mantener el pH fisiológico.

¿Qué productos son recomendables?

Be+ loción corporal piel seca y tirante

Be+ gel de baño sin jabón piel seca y tirante

Be+ gel de baño sin jabón piel seca y tirante

En estos casos es importante utilizar productos de higiene sin jabón, con tensioactivos muy suaves (sin SLS/SLES) que limpian la piel evitando que se reseque, y con activos hidratantes que contribuyen a restaurar la barrera natural como el Pantenol.

En cuanto al cuidado es bueno utilizar lociones con activos que hidraten y regeneren como Manteca de Karité, Glicerina, Pantenol y Vitamina E.

Cuando la piel nos pica y existe descamación estamos ante una piel muy seca y con descamación, en la que es necesaria una higiene oleosa hidratación en profundidad.

¿Qué productos son recomendables?

Be+ gel piel muy seca y con descamación

Be+ gel piel muy seca y con descamación

Be+ loción corporal piel seca y con descamación

En la higiene se recomiendan productos sin jabón, con tensioactivos muy suaves (sin SLS/SLES) que limpien y no resequen, y con aceites vegetales que tienen propiedades emolientes, hidratantes y suavizares, como el aceite de soja, y sin conservantes.

En cuando a la hidratación diaria es bueno utilizar productos con textura crema, con activos que ayuden a equilibrar y restaurar el pH de la piel, además de hidratar y regenerarla, como Manteca de Karité.

Autor: Naiara Ilarregui Simon. Laboratorios Cinfa